¿Cómo decir presente si este #8M no puedo hacer paro?

Por Mayra Zak y Laura F Belli

 

El 8 de Marzo se conmemora, como todos los años, el Día Internacional de la Mujer. La particularidad de este 2017 es que es la fecha elegida por millones de mujeres alrededor del mundo para hacer “un día sin mujeres”, un paro internacional para visibilizar y reclamar por las inequidades y violencias sufridas por las mujeres en todo el mundo y resaltar el enorme valor que las mujeres tenemos en todos los estratos sociales y sectores productivos. 

Esta medida de fuerza busca denunciar (entre otros temas) la desigualdad histórica de las mujeres en la sociedad: violencia machista, homofobia y transfobia, muertes por abortos inseguros, tareas de cuidado no remuneradas, la brecha salarial y precarización laboral.

Es innegable que la posibilidad de faltar al trabajo o dejar de lado las tareas de cuidado por un día es un privilegio del que no todas las mujeres gozan: paradójicamente, son las mismas condiciones de precarización laboral y asimetría en las responsabilidades de cuidado por las que reclamamos, las que impiden que muchas mujeres puedan parar y marchar este miércoles.

Frente a la pregunta que muchas están haciéndose “¿qué puedo hacer si no puedo adherir al paro?” dejamos aquí algunas opciones para que se sumen a la lucha desde sus casas o lugares de trabajo:

 

Hablar de la desigualdad

El paro busca visibilizar las desigualdades que sufrimos las mujeres por el hecho de ser mujeres. Hablar del tema con compañeros/as, colegas, amigos/as, familiares etc., permite dar a conocer realidades que a veces se desconocen: que las mujeres ganamos menos que los varones por el mismo trabajo; que somos mayoría entre los trabajadores precarizados y peor pagos; que las tareas domésticas no remuneradas y el cuidado de familiares recaen casi siempre sobre nosotras (y esto impacta en nuestras posibilidades de estudiar, trabajar, formarnos); que muchas hacemos una doble jornada laboral, en el hogar y afuera; que somos la mayoría entre los pobres del mundo; que somos desvaloradas en entornos laborales y hostigadas sexualmente en espacios públicos y privados; que otros deciden sobre nuestros propios cuerpos (por eso pedimos por aborto legal, seguro y gratuito) y por mucho más.

* En Economía femini(s)ta podés encontrar un montón de material para leer y compartir, libros, informes, notas periodísticas, recomendaciones de video o películas

 

Adherir virtualmente

Si estás lejos de los puntos de encuentro propuestos para marchar, si tus obligaciones laborales o de cuidado no te lo permiten, si tenés alguna discapacidad que te impida sortear las barreras que existen en torno a la accesibilidad en el espacio público, si las manifestaciones multitudinarias te resultan muy abrumadoras, o si por motivos de edad asistir no sea una posibilidad, la adhesión virtual es una manera de estar presente. Entrá a Aquí-estamos (https://aqui-estamos.com), una plataforma web que creamos junto a Media Chicas que te permite marcar tu ubicación e indica así la cantidad de personas, en tiempo real, que están participando simultáneamente del #8M #NosotrasParamos #ParoDeMujeres con puntos en un mapa. Se trata de mostrar que nos importa y que creemos que es hora de formar un mundo más igualitario. En esa misma plataforma podés leer las noticias del paro y estar al tanto de lo que pasa.

 

Usar prendas color violeta

Hay quienes dicen que el vínculo entre el feminismo y el color violeta surge del color de las telas con las que trabajaban las obreras de la fábrica textil de Estados Unidos que murieron quemadas en 1908 tras declararse en huelga. Hay quienes dicen que el violeta, que surge de juntar los colores azul (estereotípicamente asociado a lo masculino) y rosa (estereotípicamente asociado a lo femenino) es el color de la igualdad. De cualquier manera, usar una prenda, una cintita, una sombra de ojos de color violeta, lo que tengas a mano ¡todo sirve! Estas pequeñas acciones envían un mensaje difícil de ignorar y nos permiten mostrar solidaridad con la causa desde nuestros puestos de trabajo.

 

¡Tomar las redes sociales!

Denunciá desigualdades de género. Leé y compartí artículos que hablen sobre las causas que importan a esta fecha. Animate a escribir o a difundir mensajes y frases de apoyo de las mujeres que te inspiran que puedan movilizar a tus contactos a ver, si es que aún no lo hacen, las cosas de una manera diferente. Compartí tus experiencias personales, que son muy valiosas. Comenzá conversaciones sobre el tema y ayudá a otras personas a reconocer injusticias que muchas veces pasan desapercibidas o son naturalizadas.  

 

Donar 

Hay muchísimas organizaciones que trabajan con mujeres en situación de vulnerabilidad, con víctimas de violencia de género o que pelean por nuestra salud reproductiva que se valen de colaboraciones individuales para realizar su trabajo (sin ir más lejos, desde Economía Femini(s)ta lanzamos la campaña #MenstruAccion que busca recolectar productos de gestión menstrual para mujeres en situación de calle o que viven en paradores). Elegí un proyecto que te guste y colaborá ¡La sororidad es el camino para cambiar nuestra situación!. Si no podés colaborar monetariamente, no hay problema: doná tiempo ofreciéndote como voluntaria, compartí tu conocimiento con quien pueda serle útil o tomá las redes para mostrar tu apoyo a las causas que éstas organizaciones defienden.

 

No hacer las tareas / cuidado del hogar por el día

Para las mujeres en pareja con varones, dejar en manos del otro todas las tareas del hogar por un día es una buena manera de hacer notar la importancia que tiene nuestra presencia en esas actividades no remuneradas. Si tienen hijos/as, el cuidado durante ese día debería quedar en manos del padre (siempre que esté presente, claro está). Pero no hay que hacer trampa: no vale dejar la comida preparada el día anterior y la ropa limpia y planchada. La idea detrás de este acto es mostrar el tiempo y esfuerzo que insumen las tareas que a menudo se ven como “actos de amor” y que recaen casi 100% en las mujeres.  

Planear tu futuro activismo

¡Esto recién comienza! El futuro es feminista y está en nosotras hacer que ese futuro llegue lo antes posible. Aprovechá para leer sobre feminismo, informate, hablá con otras mujeres y comprometete a trabajar para ver un cambio en nuestra sociedad y en el mundo. Ese es el mayor aporte que podés hacer.  

 

 

Mayra Zak es  Licenciada en Relaciones Internacionales (USAL), Maestranda en DDHH y Políticas Sociales (UNSAM) 

Laura F. Belli es Doctora en filosofía (UBA) 

 

4 comentarios
  1. Patricia Molina
    Patricia Molina Dice:

    Gracias por las sugerencias… lo importante es concientizar, comentar, conversar…Todos somos humanos y nosotras las mujeres debemos salir del “backseat”…
    La injustica es injusticia no importa contra quien.
    Siempre me ha parecido abusivo que con mas gastas de articular de primera necesidad (toallas sanitarias, tampones, analgescos), no lujos; ganemos menos que los hombres.
    #AquiEstamos

    Responder

Trackbacks y pingbacks

  1. […] colocamos algunos sitios web que darán seguimiento a las actividades el día de hoy en el mundo ¿Cómo decir presente si este #8M no puedo hacer paro?: Marzo 8 paro de Mujeres Mapa interactivo #8M Este 8 de marzo la tierra tiembla #NiUnaMenos […]

  2. […] aún muchas mujeres no pueden darse el lujo de parar hoy #8M en el Paro Internacional de […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *